Branding: ¿Es importante?

 

Lejos queda el tiempo en que las marcas servían solo para indicar las características funcionales de los productos. Hoy en día las marcas transmiten los valores de nuestra propia imagen y es aquí donde entra el BRANDING.

El branding nos ayuda a transmitir nuestros propios valores. Hacemos públicas nuestras inclinaciones a través de las marcas y eso nos ayuda a describirnos ante las personas con las que nos relacionamos.

Las marcas nos ayudan a proyectar nuestra propia imagen y utilizamos sus productos para ello. Por lo tanto el mercado, es el que determina qué marcas son valiosas; escuchar al consumidor es vital para la supervivencia de las marcas.

Después de estudiar el mercado y definir qué características funcionales y qué beneficios emocionales contienen, las marcas deben renunciar. Renunciar para generar una propuesta de valor única que las defina y conecte con su público.

La comunicación ha cambiado de forma radical en los últimos años y con ella las metodologías y modos de expresión de las marcas, es por esto que debemos aprender cómo es percibida una marca por parte de los consumidores en aplicaciones tan relevantes para una compañía como son su propia identidad y sus envases.

Aplicaciones que deben impactar en segundos, destacar entre sus competidores y comunicar a sus consumidores.

Todos sabemos que los productos cumplen ciclos de vida.

Todo lo que hemos construido puede ser desechado. En cambio, una marca puede sobrevivir a sus productos, a sus dueños e incluso al inevitable paso del tiempo.

Cuando la competencia es mucha y fuerte, la diferencia se crea en el mundo de los símbolos. Allí, crear un concepto único y diferenciador, te convertirá en una marca imposible de olvidar.

Una marca es más que un logo y un nombre, es ello y mucho más. Son todos aquellos aspectos que reflejan el espíritu de tu empresa, que te permiten crear una relación estrecha y especial con tu público.

¿Sabes cuál es la segunda palabra más conocida en el mundo después de OK? ¡Coca Cola!.

¿Sorprendido?; Seguramente no, su secreto es que esta empresa ha entendido muy bien de qué se trata desarrollar una estrategia de Branding y por sobre todas las cosas, cómo hacerlo.

Estos son algunos de los puntos clave que componen su estrategia de Branding y que hacen que el 70% del valor de la compañía corresponda a su marca:

• Contar una historia: Desde su surgimiento como medicamento, hasta el mito sobre los ingredientes que componen su fórmula, Coca Cola siempre ha estado vinculada a gran- des historias.
• Asociar la marca a emociones y a valores positivos: Eternamente vinculada a la felicidad y a la unión de la familia.

• Renovarse constantemente, adaptándose a las nuevas condiciones del contexto: La empresa fue una de las primeras en desembarcar en el maravilloso pero incierto mundo 2.0. Rápidamente entendió cuáles son los principios que lo rigen y supo sacarles provecho. Utiliza redes sociales, desarrollo de apps y uso de las nuevas tecnologías para vincularse a su público a través de acciones creativas y divertidas.

• La astucia para estar presente en los lugares donde está su público: Coca Cola organiza habitualmente eventos musicales, deportivos y competencias. Ahora incluso, posee su propia emisora de radio para comunicarse con su target.

El objetivo del Marketing es lograr que las personas te conozcan, te amen y confíen en ti. Una de las mejores formas de darse a conocer y lograr que te amen es presentándose uno mismo.

El diseño de una marca implica definir cómo quiere mostrarse uno ante los demás. La percepción que se tenga sobre la marca afecta directamente en el valor que se le asigna y en el comportamiento de los clientes, por esto la importancia de pensar en el Branding.

Las personas están dispuestas a pagar más por productos de marcas bien posicionadas, ya que consideran que serán más beneficiosos que otros.
No sólo eso, sino que además son más propensas a volver a comprar ese producto.

Esto se debe a que se genera un tipo de vínculo muy particular entre la marca y sus públicos. Esto significa: más clientes, más ingresos.

Definir correctamente una estrategia de branding te permitirá:

• Llegar al cliente con un mensaje claro, sin necesidad de Publicidad.
• Motivar al comprador.
• Conectar al consumidor con el producto y con los valores de la marca. • Reforzar la identidad de la empresa.
• Diferenciarse de la competencia y…
• ¡Volverte inolvidable!

El Branding es el proceso de desarrollo y difusión de la marca por medio de una serie de elementos y acciones de Comunicación y Marketing estratégicamente pensadas.

En definitiva, consiste en definir cada uno de los elementos que conforman la marca, alinearlos con el modelo de negocio y comunicarlos de determinada manera a públicos internos y externos.

A través del Branding podemos construir, crear, dar forma a una marca en base a determinados conceptos, símbolos o ideas que permitan a los usuarios vincular la marca con el producto y la experiencia.

Y es que el Marketing ya ha dejado de vender productos, ahora vende experiencias. No compramos un auto por sus funcionalidades, lo hacemos por las emociones y sensaciones que nos producirá el sólo hecho de tenerlo.

Este proceso permite desarrollar ese componente emocional que crea el verdadero y duradero vínculo con la marca y genera ese valor intangible que todas las empresas buscan crear.

Es la capacidad de provocar la admiración de los que nos ven, al mismo tiempo que demostramos saber lo que hacemos.

 

Share it